Naeily Garcia: Immunocal y el glutation

0

El glutatión en respuesta al tratamiento del Cáncer. Parte 2

naegarcia April 24, 2013

El glutatión en el tratamiento del Cáncer.

El glutatión, como ya lo mencionamos anteriormente, tiene un papel muy específico en cuanto a la desintoxicación de las sustancias que producen el cáncer y mutagénicos que se encuentran en nuestro medio ambiente de forma cotidiana. Estas sustancias pueden ser neutralizadas de forma total gracias al glutatión para poder eliminarlas del cuerpo. Esta peculiaridad del glutatión en cuanto a la desintoxicación del organismo, no debe pasarse por alto ni tomársele ligeramente pues es importante destacar que la más alta cantidad de concentraciones de glutatión en nuestro cuerpo, se encuentran en el hígado.

El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos, en su área de prevención ha incluido dentro de su listado de terapias útiles sustancias que elevan los niveles de glutatión. Se ha podido demostrar que este incremento protege contra el cáncer de próstata, cáncer de colon y el cáncer de pulmón.

Una de las consecuencias más notables al elevar nuestros niveles de glutatión, es el balance y control en el desarrollo de las células linfocitos T (que son un tipo de glóbulos blancos), de tal manera que fortalece el sistema inmunológico. Las personas que tienen un sistema inmune débil, son más propensas al desarrollo del Cáncer. Como ejemplo podemos tomar el Sarcoma de Kaposi, que se desarrolla principalmente en personas con SIDA. Los investigadores japoneses de la Universidad de Kyoto, lograron demostrar que elevar el sistema inmune tiene excelentes resultados en el tratamiento de cáncer, más específicamente en el cáncer de hígado.

Posibilidades terapéuticas en Cáncer

Quitar un tumor a través de una cirugía, es un proceso solo posible y éste no se ha esparcido por otras partes del organismo o si está en un punto de fácil acceso. Para estos procesos, la quimioterapia y la radioterapia pueden ser de mucha ayuda, pero al mismo tiempo, en el caso de ambas, infringen  un daño terrible a las células, no sólo aquellas con cáncer, sino también a las sanas. Estos tratamientos se basan en la idea de que las células cancerígenas son más sensibles a la radiación o a un envenenamiento controlado (como lo es la quimioterapia), sin embargo, tienen efectos colaterales terribles.

Estos tratamientos enfrentan un problema ya que las células tanto cancerígenas como sanas poseen glutatión, de hecho, las células de cáncer, poseen niveles más elevados que las sanas, haciéndolas más resistentes a los tratamientos. La medicina a tratado de eliminar este problema dando a los pacientes tratamientos para bajar sus niveles de glutatión (BSO). La situación con estos tipos de tratamientos es que no sólo bajan los niveles en las células enfermas, sino también en las sanas debilitando así al cuerpo, con lo cual se podrían provocar problemas mas severos.

Cuando se utilizan precursores de glutatión para aumentar los niveles de las células sanas, se logra crear una reacción contraria en las células de cáncer. Cuando se sobre estimula la producción en células enfermas literalmente detienen por completo su producción de glutatión en in proceso que se denomina inhibición negativa que las hace más susceptibles a ser destruidas por los tratamientos, mientras que al mismo tiempo, las células sanas pueden soportarlo mucho mejor con menos daños secundarios. Estos descubrimientos fueron probados en la Universidad de McGill en 1986 y se publicaron en el Journal of Cancer Research.

Se han llevado estudios elevando los niveles de glutatión en pacientes con Carcinoma metastasico y fueron tratados durante seis meses. Aunque el cáncer no fue erradicado por completo, una proporción significativa de los pacientes mostraron una regresión y estabilización en el crecimiento del tumor. En todos los casos, se presentó una normalización en los conteos de hemoglobina y glóbulos blancos. También, a través del mismo estudio se pudo demostrar que al elevar los niveles de glutatión se favorecían los resultados positivos de una quimioterapia.

Se han llevado a cabo otros estudios, por ejemplo, en Canadá y Australia se realizaron estudios en animales, se les aplicó Dimetilhidracina, uno de los agentes cancerígenos más agresivos que causa el cáncer de colon en los humanos, y fueron alimentados con precursores de glutatión. Los científicos pudieron demostrar que las proteínas desnaturalizadas ofrecían una muy considerable protección al animal para evitar desarrollo de tumores.

Para leer la primer parte de este artículo da clic aquí

 

0 comments

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

wordpress statistics Visitantes